NP. 07-2011
PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL EXPRESA PÉSAME AL PUEBLO JAPONÉS
POR EL TERREMOTO Y TSUNAMI
* Monseñor Cabrejos pide abrir el corazón del mundo hacia la solidaridad con quienes sufren a causa de este desastre natural

En carta dirigida este lunes 14 de marzo a S.E.R. Monseñor Leo Jun Ikenaga, Arzobispo de Osaka y Presidente de la Conferencia Episcopal de Japón, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, OFM, Arzobispo de Trujillo y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, expresó el pésame al pueblo y a la Iglesia del Japón por el terremoto y tsunami que afectó a este país el pasado viernes 11 de marzo y que hasta el momento deja más de siete mil muertos.

En la misiva, Monseñor Cabrejos manifiesta que los peruanos “compartimos el profundo dolor que aflige al pueblo y a la Iglesia del Japón, a causa del terremoto y del tsunami que han enlutado muchas familias y ha afectado la vida, la economía y las actividades de tan noble nación”.

Asimismo, el Presidente del Episcopado Peruano agrega: “En nuestra oración pedimos a Dios que conceda la paz eterna a quienes han fallecido, que conceda la salud y la pronta recuperación a los que han quedado heridos, que abra el corazón del mundo hacia la solidaridad con quienes están sufriendo y que conceda fortaleza a quienes deben iniciar la reconstrucción de las zonas afectadas y devastadas del país”.

Agradecidos por su difusión,
Lima, 14 de marzo de 2011

Oficina de Prensa
Conferencia Episcopal Peruana
.
 
Copyright © 2005-2011 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados