ARZOBISPADO DE LIMA




Emmo. Cardenal JUAN LUIS CIPRIANI THORNE
Arzobispo Metropolitano de Lima y Primado del Perú

Excmo. Mons. ADRIANO TOMASI TRAVAGLIA
Obispo Auxiliar de Lima

Excmo. Mons. RAÚL ANTONIO CHAU QUISPE
Obispo Auxiliar de Lima

EPISCOLOGIO

RESEÑA HISTÓRICA


 
El 14 de mayo de 1541, el Papa Paulo III, mediante la Bula “Illius fulciti praesidio”, erigió sede episcopal a la nueva ciudad de Lima fundada por don Francisco Pizarro el 18 de enero de 1535. La nueva diócesis, separada del Cuzco, estuvo sujeta como sufragánea a la Iglesia Metropolitana de Sevilla y su primer obispo fue Fray Gerónimo de Loayza.

El 11 de enero de 1546, el mismo pontífice Paulo III, elevó a la categoría de Sede Arzobispal a las Iglesias de México, Santo Domingo y Lima. A la arquidiócesis límense se le asignaron como Diócesis sufragáneas las Iglesias del Cuzco, Quito, Castilla del Oro (Panamá), León de Nicaragua, Popayán (Colombia), Santiago de Chile, La Imperial, Charcas (Bolivia) y Tucumán (Argentina). Durante un tiempo, la Arquidiócesis de Lima fue la provincia eclesiástica más extensa del mundo, pues abarcaba más de la mitad del Perú actual. En 1572, san Pío V le otorgó el rango de Sede Primada del Perú, título que fue confirmado por Gregorio XVI, en 1834 y, por Pío XII, en 1943.

Tan desmesurada extensión territorial en una sola circunscripción eclesiástica, llevó a la Santa Sede a practicar sucesivas desmembraciones de la Arquidiócesis Límense que dieron origen a nuevas Diócesis y Arquidiócesis. En este siglo fueron separadas de su territorio la actual Diócesis de Ica (1946), la Prelatura de Cañete- Yauyos (1957), la Diócesis de Huacho (1958) y la Diócesis del Callao (1967). Últimamente, en 1997, fueron creadas, la Diócesis de Carabayllo (en la parte norte de la Arquidiócesis de Lima), la Diócesis de Lurín (en la parte sur) y la Diócesis de Chosica (en la parte este).

Actualmente el territorio Arquidiocesano cuenta con una extensión de 639,39 km2, con una población aproximada de 2'457,393 habitantes. Su población, incluyendo las tres últimas nuevas Diócesis, posee una variada realidad socioeconómica y cultural. Junto a las familias tradicionales, se tiene a las provincianas que están dando a la ciudad una nueva fisonomía muy especial y que refleja la variada idiosincrasia del Perú.

Para una mejor administración pastoral que impulse a cumplir las metas propuestas por la Nueva Evangelización, la Arquidiócesis está dividida actualmente en 112 parroquias. Estas parroquias están agrupadas en nueve vicarías episcopales territoriales. Las religiosas cuentan con una vicaría episcopal para atender asuntos especiales. Hay una atención pastoral directa para las distintas comunidades de habla extranjera: una vicaría episcopal para la comunidad china y japonesa; una parroquia personal para la comunidad alemana y coreana. Los peruanos quechua-parlantes también cuentan con una Vicaría Episcopal.

La Basílica Catedral, cuyo titular es San Juan Evangelista, fue consagrada el19 de octubre de 1625 por el Arzobispo Gonzalo Campo. Este edificio suplantó a la pequeña capilla que Pizarro mandó construir bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción, y la algo más grande construida por el Arzobispo Loayza. La Catedral ostenta un escudo con un cáliz de cuya copa salta una serpiente, con el siguiente lema: “Et verum est testimonium ejus”, tomado del Evangelio según San Juan, 21, 24. El 28 de octubre de 1746 un terremoto de gran magnitud causó graves daños a la ciudad de Lima, y la Catedral quedó muy deteriorada. El 29 de mayo de 1755 fue inaugurada nuevamente por el Arzobispo Pedro A. Barroeta. A fines del siglo pasado fue totalmente remodelada y reabierta solemnemente el 6 de enero de 1898.

La Arquidiócesis se encuentra bajo el patronazgo de Nuestra Señora de la Evangelización y de Santo Toribio de Mogrovejo, segundo Arzobispo. Cuenta con grandes focos de devoción popular, entre ellos tenemos: el Santuario del Señor de los Milagros, conocido también como Las Nazarenas; de Santa Rosa de Lima y la Basílica del Rosario, donde se encuentran las reliquias de los santos peruanos. Es muy arraigada la veneración San Martín de Porres y las advocaciones de la Virgen María, por ejemplo, Nuestra Señora del Carmen, de la Merced, María Auxiliadora, y otras más.
 

Dirección: Jr. Chancay Nº 282. Lima 1
Central telefónica: (511) 203-7700
Fax: (511) 333-0015

URL Sitio Web:
http://www.arzobispadodelima.org