MONSEÑOR SALVADOR PIÑEIRO: “EL PALIO ARZOBISPAL RECUERDA A LOS OBISPOS LA MISIÓN DE GUIAR Y ORIENTAR AL PUEBLO DE DIOS”
* Palabras del Arzobispo de Ayacucho y Presidente de la Conferencia Episcopal tras su encuentro con el Santo Padre en Roma

El Arzobispo Metropolitano de Ayacucho y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Salvador Piñeiro García-Calderón, expresó su alegría y emoción tras encontrarse con el Papa Benedicto XVI y recibir de sus manos el Palio Arzobispal, en la Santa Misa celebrada en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.

El Palio Arzobispal es una banda de lana blanca, en forma de collarín, adornada con seis cruces de seda negra. Es una insignia exclusiva de los Arzobispos, semejante a una estola que se utiliza a modo de escapulario y que simboliza la unión, comunión y lealtad del Obispo con el Papa.

Monseñor Salvador Piñeiro dijo que el Palio es un objeto con un gran simbolismo, ya que hace recordar a los Obispos que la reciben, que tienen que guiar a los fieles que les ha confiado Jesús. “Este collarín, hecho de lana de las ovejas, nos recuerda la mision del Pastor: Guiar, orientar y dar la vida por sus ovejas, y eso se puede realizar cuando se esta lleno del evangelio de Jesucristo”.

El Papa Benedicto XVI impone
el Palio Arzobispal a
Mons. Salvador Piñeiro.
El Papa Benedicto XVI saluda a
Mons. Salvador Piñeiro tras
imponerle el Palio Arzobispal.
Clickee sobre la imagen para ampliarla... Clickee sobre la imagen para ampliarla... El Arzobispo agradeció la presencia de sus hermanos Obispos, así como de familiares y muchos peruanos que lo acompañaron en este momento tan especial, y que se hicieron presentes en la Basílica de San Pedro, para acompañarlo en este momento de comunión con el Santo Padre y experimentar el don de la fe. “Recibir el Palio es una bendición para el Perú, al que tenemos que amar y por el cual tenemos que trabajar, especialmente en la ciudad de Ayacucho, que tanto necesita de la bendición de Dios y que ha pasado momentos muy difíciles”, dijo.

Por su parte, Monseñor Lino Panizza Richero, OFM Cap., Obispo de Carabayllo y Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana, fue uno de los obispos del Perú que acompañó a Monseñor Salvador Piñeiro en este momento extraordinario y destacó que la entrega del Palio Arzobispal es un reconocimiento a su labor y como signo de unidad con el Santo Padre, porque el Palio significa “la unión del Obispo con el Pontífice, en el pastoreo del Pueblo de Dios”.


MONSEÑOR SALVADOR PIÑEIRO RECIBIRÁ EL PALIO ARZOBISPAL DE MANOS DEL PAPA BENEDICTO XVI
* Arzobispo le hará llegar el saludo y cariño de todo el pueblo peruano

Con gran alegría, la Conferencia Episcopal Peruana y los fieles de Ayacucho recibieron la grata noticia del próximo encuentro que sostendrá el Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Arzobispo de Ayacucho, Monseñor Salvador Piñeiro García-Calderón, con el Papa Benedicto XVI, en el cual recibirá el Palio Arzobispal.

La ceremonia se llevará a cabo en Roma, el próximo 29 de junio, en el marco de la Solemnidad de la Fiesta de San Pedro y San Pablo. En este encuentro, el Arzobispo también le hará llegar al Santo Padre el saludo de todos los peruanos.

El Palio Arzobispal es una banda de lana blanca en forma de collarín, adornada con seis cruces de seda negra. Se trata de una insignia exclusiva de los Arzobispos, semejante a una estola que se utiliza a modo de escapulario y que simboliza la unión, comunión y lealtad del Obispo con el Papa.

Clickee sobre la imagen para ampliarla... Clickee sobre la imagen para ampliarla...