ESTA MAÑANA SE REALIZÓ LA SEXTA CONGREGACION GENERAL

(Ciudad del Vaticano-9.Octubre.2008) Esta mañana, a las 9:00 horas (Roma) tuvo lugar la sexta Congregación General, en la que continuaron las intervenciones de los padres sinodales. El presidente delegado de turno fue el Cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En esta sesión, estuvieron presentes 242 padres.

A continuación ofrecemos extractos de algunas intervenciones en el Aula del Sínodo:

OBISPO VINCENT RI PYUNG-HO, DE JEONJU (COREA). “Quisiera compartir mi experiencia personal: desde el principio de mi episcopado en 1990, he tratado de recordar de memoria todos los pasajes bíblicos de la Misa diaria. Por esto en la mayor parte de mi predicación, es suficiente que deje que las palabras de Dios hablen por sí mismas. Así, mi gente lo entiende bien y está contenta cuando escucha directamente la Palabra de Dios y es la misma Palabra de Dios la que salva a las personas. (...) ¿No es quizás importante incluir en el programa de formación de los sacerdotes, futuros y presentes, una cierta parte de memorización de la Biblia?. En segundo lugar ¿podría establecerse un preciso directorio para lograr una predicación bíblica mejor?”.

CARDENAL STANISLAW DZIWISZ, ARZOBISPO DE CRACOVIA (POLONIA). “Parece que a veces los candidatos al sacerdocio tratan el texto de la Sagrada Escritura más bien como un objeto de estudio, sin tener en cuenta su dimensión espiritual. La Escritura no es para ellos la Palabra de su vida. No permite que salga de la Escritura la fuerza de la Palabra capaz de cambiar al ser humano, de convertirlo. Tenemos que volver a pensar el papel de la Palabra de Dios en la formación del seminarista, y por tanto, en la formación permanente de los sacerdotes. (...) El Pueblo de Dios tiene necesidad de sacerdotes apasionados de la Palabra y del servicio. Esta es una de las condiciones indispensables de la nueva evangelización que tanto le preocupaban al Siervo de Dios Juan Pablo II”.

OBISPO EMMANUEL LAFONT, DE CAYENNE (FRANCIA). "La Federación Bíblica Católica es un instrumento privilegiado de los obispos para que la Palabra sea fuente de inspiración de toda oración, evangelización, homilía, catequesis, documento episcopal, obra de caridad. Doy testimonio de la fecundidad de la Palabra entre los pequeños y los humildes. Tengo una licenciatura en Sagrada Escritura conseguida en el Instituto Bíblico de Roma, pero los pobres me han abierto todavía más a la fuerza de la Palabra. (...) Los pobres tienen una apertura profunda a la palabra de Dios y la Iglesia tiene el deber de leerla siempre cerca de ellos. Propongo que este sínodo demuestre una gran confianza en el modo en que los pequeños y los laicos en general acogen la Palabra. Mi temor más grande no es que se equivoquen cuando lean la Biblia, es que no la lean en absoluto y que nosotros podamos impedirles que se enamoren de la Palabra debido a las precauciones excesivas".

CARDENAL POLYCARP PENGO, ARZOBISPO DE DAR-ES-SALAAM, PRESIDENTE DEL SIMPOSIO DE LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES DE AFRICA Y MAGADASCAR (TANZANIA)
. "Gran parte del continente africano asiste a un fenómeno terrible, el éxodo de los creyentes católicos que abandonan la Iglesia para entrar a formar parte de las sectas pentecostales. Uno de los motivos es la real "distancia entre investigación exegética y formulación teológica", es decir la falta de colaboración recíproca entre las dos ciencias. El resultado de esa situación es la interpretación errada de la verdad de los textos sagrados y la confusión espiritual. Ese estado de cosas invita a los expertos de la Biblia y de la teología a una colaboración más estrecha".

 
Copyright © 2005-2008 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados