SÉTIMA CONGREGACION GENERAL REALIZADA LA TARDE DE AYER

(Ciudad del Vaticano-9.Octubre.2008) En la tarde de ayer se celebró la Sétima Congregación General, en presencia del Papa Benedicto XVI, durante la cual continuaron las intervenciones de los padres sinodales. El presidente delegado de turno fue el Cardenal William Joseph Levada, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En esta sétima congregación destaca la participación de Monseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, OFM., Arzobispo de Trujillo y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana.

A continuación ofrecemos extractos de algunas intervenciones en el Aula del Sínodo:

CARDENAL ENNIO ANTONELLI, PRESIDENTE DEL PONTIFICIO CONSEJO PARA LA FAMILIA. “Recomendar y promover con ayudas apropiadas la escucha comunitaria de la Palabra de Dios en las familias y la puesta en común de las experiencias vividas. Para poder relacionar más fácilmente las palabras escritas con Jesucristo, la Palabra viva, hay que seguir el año litúrgico a través del Evangelio del día o, por lo menos, el del domingo, subrayando una frase para recordarla y vivirla durante la jornada o durante la semana. No se necesita mucho tiempo; pocos minutos bastan para rezar y escuchar juntos, para proponerse un compromiso común y aplicarlo en las actividades y en las relaciones cotidianas y recordarlo en el momento oportuno en el diálogo familiar espontáneo. Si en cambio se hace un solo encuentro semanal de escucha de la Palabra, este puede ser más largo y puede servir de preparación o de continuación y aplicación de la Misa dominical en la parroquia”.

OBISPO LOUIS PELATRE, VICARIO APOSTOLICO DE ESTAMBUL (TURQUIA). “Existen en el mundo comisiones excelentes para las traducciones de la Biblia en las distintas lenguas internacionales, pero ¿qué podemos decir de las traducciones en las lenguas locales que hablan solamente un pequeño número de personas? Se trata de un problema serio para Turquía. (…). Hago un llamamiento a todas las sociedades misioneras a fin de que incluyan entre sus prioridades la elección de personas competentes tanto en las lenguas bíblicas como en las lenguas locales, para que realicen textos de calidad dignos de la Palabra de Dios que queremos anunciar. Desgraciadamente, se encuentra con bastante facilidad el dinero para imprimir hermosos libros, pero no para garantizar la calidad del contenido, por lo que se buscan voluntarios que hagan este trabajo oscuro y a largo plazo que constituye el primer paso de la acción evangelizadora de la Iglesia”.

CARDENAL PAUL JOSEF CORDES, PRESIDENTE DEL PONTIFICIO CONSEJO “COR UNUM”. “En el mundo civilizado, el cuidado por el prójimo es, al mismo tiempo, una instancia cultural. La mayor parte de las religiones mundiales -como el Islam, el Hinduismo o el Budismo- han aprendido del cristianismo y también han hecho suya la promoción del amor al prójimo. Sin embargo, por lo que se refiere al nº 39 del Documento de Trabajo, que exige el amor al prójimo para los miembros de la Iglesia, en la actualidad esta no parece ser la tarea más urgente. (…) Por tanto, los pastores de la Iglesia deberían preocuparse de no abandonar en el clima filantrópico general las instituciones caritativas. (…) Cuando el servicio de las organizaciones caritativas y cada uno de los cristianos no manifiestan a Dios con claridad a aquellos que lo buscan, estamos renunciando a una función de la Iglesia que es crucial para los tiempos que vivimos. Porque el ser humano necesita más que nunca esta unión con Dios”.

ARZOBISPO FRANCESCO COCCOPALMERIO, PRESIDENTE DEL PONTIFICIO CONSEJO PARA LOS TEXTOS LEGISLATIVOS (CIUDAD DEL VATICANO). "Como Presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos y, por esto, responsable de que la legislación de la Iglesia esté siempre actualizada, me pregunto si desde una Asamblea tan importante como ésta y sobre un tema tan determinante para la vida de la Santa Iglesia, no pueda o no deba llegar igualmente una contribución significativa a la Ley de la Iglesia misma, de manera particular, al Código de derecho canónico. Para aclarar la idea doy un ejemplo bastante elemental. El canon 276 sobre la vida espiritual de los clérigos se expresa así: "Los clérigos] alimenten su vida espiritual en la doble mesa de la sagrada Escritura y de la Eucaristía". El texto es apreciable, pero se refiere sólo a la celebración de la Eucaristía. Cuando después se comienza a hablar de la oración personal, sólo se afirma: "se aconseja que hagan todos los días oración mental". La expresión "oración mental" es absolutamente clara, sin embargo, es anticuada. Podría, más bien, ser éste el lugar para “exhortar a los clérigos a practicar diariamente la "lectio divina". En definitiva, mi propuesta es que las conclusiones del Sínodo, con el consenso del Santo Padre, se vuelvan también una tarea de reflexión confiada a los Dicasterios de la Curia, con el servicio especial de estímulo y coordinación del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos para que se propongan al Legislador supremo, las adaptaciones necesarias a las normas de la Iglesia en lo que concierne el particular ámbito de la Palabra de Dios".

OBISPO GUNAR STALSETT, EMERITO DE OSLO, FEDERACION LUTERANA MUNDIAL (NORUEGA). "Las tres religiones del Libro: Judaísmo, Cristianismo e Islam se encuentran hoy en una encrucijada entre el secularismo y el fundamentalismo. Libertad de religión y libertad de expresión son derechos fundamentales. Esto implica que en la sociedad tengan cabida las expresiones fundamentalistas de fe, aunque esto desemboque en el sectarismo y las divisiones. El terrorismo en el nombre de Dios es una afrenta a toda fe porque es violencia contra Dios. El antídoto al fundamentalismo puede ser solamente una interpretación auténtica de las Sagradas Escrituras. (...) La globalización de la inquietud y de la desesperación hace necesaria la globalización de la salvación y de la esperanza. Los líderes religiosos están llamados a un ministerio de paz y reconciliación".

 
Copyright © 2005-2008 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados