DECIMOCTAVA CONGREGACION GENERAL

(Ciudad del Vaticano-20.Octubre.2008) Durante la Decimoctava Congregación General del Sínodo de los Obispos celebrada el sábado por la mañana se presentaron las relaciones de los doce círculos menores o grupos lingüísticos.

A continuación ofrecemos extractos de cinco relaciones:

CIRCULO MENOR ALEMAN: OBISPO FRIEDHELM HOFMANN, DE WURZBURG (ALEMANIA). “En algunas relaciones expuestas en el aula del Sínodo se ha percibido un cierto temor al método histórico-crítico, un temor que amenaza con reducir los méritos y los frutos de la exégesis científica. La exégesis espiritual, que se basa en la lectio divina en el contexto de la liturgia en la comunidad de la Iglesia, exige como premisa la exégesis científica. Además, es esencial separar el fundamentalismo en la lectura de la Biblia de las corrientes modernistas que corren el peligro de una “desmitización” ideológica. Ambas posturas contradicen el “sensum ecclesiae”. (...) Por lo que respecta a la difusión de los pentecostales y de otras sectas debemos preguntarnos cuál es la génesis de su éxito. Esto representa un desafío para la pastoral de la Iglesia por lo que concierne a los llamados “catecúmenos bautizados”. (...) Es necesario formar de modo autorizado y adecuado a los laicos en su importante tarea de anunciar la Palabra. Sobre todo es importante el papel de la familia como lugar de iniciación a la lectura de la Escritura y, al mismo tiempo, de la lectura en común. (...) Se ha planteado además si en un mundo secularizado en el que los seres humanos tienen nostalgia de la verdad, la Iglesia no deba acercarse con más decisión a los agnósticos.

(...) Cuando no es posible celebrar la Eucaristía, y en su lugar se celebra la Palabra de Dios, ésta no se debe considerar una sustitución de menor importancia, sino en su valor intrínseco de encuentro con el Señor que se manifiesta. (...) La Sagrada Escritura representa no solo el punto de partida del ecumenismo, sino también un importante lugar de encuentro entra las confesiones cristianas”.

CIRCULO MENOR ESPAÑOL A: DON JULIÁN CARRÓN, PRESIDENTE DE COMUNIÓN Y LIBERACIÓN (ESPAÑA). “Nuestras proposiciones son las siguientes:
Se constata entre los católicos poca familiaridad con el Antiguo Testamento e incluso cierta incomodidad y resistencia frente a algunos pasajes de difícil comprensión, siendo las cuestiones más polémicas la violencia divina y humana, la amoralidad de algunas figuras bíblicas y una teología insuficiente con respecto al más allá. Se propone ofrecer a los fieles una adecuada formación bíblica que no sólo ayude a la comprensión de los textos del Antiguo Testamento en su contexto histórico y literario sino que, por encima de todo, favorezca su lectura cristiana como principal clave hermenéutica, pues es en el Nuevo Testamento que dichos textos alcanzan y muestran su plenitud de sentido (cf. DV 16). (...) La tarea de anunciar a Cristo compete a todo bautizado. Además de la homilía, predicación propia de la celebración litúrgica, es necesario recordar el valor de la predicación de todo cristiano a la luz del Bautismo y de la Confirmación. (...) Sentimos una honda preocupación por el influjo de las sectas y nuevos grupos religiosos sobre los fieles católicos, que a veces les lleva incluso al abandono de la Iglesia. (...) Sería de gran ayuda contar con un estudio más amplio sobre las sectas y las nuevas manifestaciones de este fenómeno, para poder afrontarlo adecuadamente. (...) En las relaciones con el Islam y en el diálogo con sus representantes, se ha de tener en cuenta su concepción del orden socio-político y jurídico -no siempre debidamente diferenciados del orden religioso-, y su concepción del matrimonio y de la familia en la que el papel y los derechos de la mujer no son tratados como se prevé en la doctrina de los derechos fundamentales del hombre y de la institución familiar tal como lo precisa la Declaración Universal de los derechos humanos”.

CIRCULO MENOR ITALIANO A: ARZOBISPO SALVATORE FISICHELLA, PRESIDENTE DE LA PONTIFICIA ACADEMIA PARA LA VIDA. “La Palabra de Dios no se puede identificar solo con la Biblia. La Palabra de Dios es Cristo, el Verbo del Padre. (...) El anuncio de la Palabra de Dios es la tarea primaria de la Iglesia. Un anuncio explícito siempre y en todas partes que acompañe al testimonio coherente de vida, la cual pone de relieve el contenido y lo refuerza. (...) Se ha considerado necesario observar que en un contexto generalizado de secularización -que afecta no solo a los países occidentales- se preste una particular atención sobre todo a crear formas de escucha, para que quien lea la Sagrada Escritura sepa que está ante Dios que habla. (...) Se subraya la importancia de una educación permanente, sobre todo de los catequistas, que permita superar el fuerte obstáculo de una falta de conocimiento de los contenidos básicos de la fe. (...) Es necesario superar el hiato entre Biblia y Liturgia, Palabra y Sacramento. Esto sucede en la medida en que se refuerza la idea de que la Palabra de Dios es Cristo mismo en su diferenciada presencia en la vida de su Iglesia: sobre todo en la presencia real del sacrificio eucarístico; además, cuando se celebran los sacramentos. (...) Por tanto, debe crecer la conciencia de una unidad profunda que tiende a su culmen en la sagrada Eucaristía”.

CIRCULO MENOR INGLES B: OBISPO GERALD FREDERICK KICANAS, DE TUCSON, VICEPRESIDENTE DE LA CONFERENCIA DE OBISPOS CATOLICOS (EE.UU.). "El grupo ha sugerido que el tono de la exhortación estuviera lleno de esperanza, para infundir energía a la Iglesia sobre la Palabra de Dios y que fuera pastoral y misionero (...) y ha individuado algunos sectores críticos para los que habría que formular propuestas. Primero: la necesidad de valorizar a los catequistas laicos, profesores de la escuela católica, ministros de la juventud, animadores bíblicos laicos. (...) Segundo: la necesidad de comprender qué es lo que atrae a las personas hacia las sectas y aprender de ellas. Tercero: cómo mejorar y hacer más vibrante la predicación. Cuarto: la necesidad de acentuar la dimensión contemplativa. Quinto: encontrar estructuras para reunir a los exegetas, liturgistas, teólogos y obispos. Sexto: la necesidad de resaltar la vida consagrada, la pneumatología, el valor terapéutico, el sacramento de la penitencia y el uso de los medios de comunicación. (...) Hay que subrayar más la naturaleza dialogal de la Palabra de Dios. (...) Es necesario formar mejor a las personas en la Palabra. (...) Ha habido una reacción heterogénea sobre la predicación. (...) Se ha sugerido un compendio para ayudar a las personas en la lectura de la Palabra de Dios. (...) No ha habido un gran interés acerca de la revisión del Leccionario. (...) El grupo ha examinado la relación con otros cristianos y con los judíos. Se nota preocupación sobre por qué los judíos sienten a veces que los católicos minimizan sus posturas acerca del diálogo. (...) Llevar la experiencia del Sínodo a otras Iglesias podría favorecer la comunión".

CIRCULO MENOR FRANCES B: OBISPO JOSEPH LUC ANDRÉ BOUCHARD, DE SAINT PAUL IN ALBERTA (CANADA). "A propósito de la Relatio: sería deseable una exhortación post-sinodal que tuviera como línea general un texto de la Sagrada Escritura. (...) Hay que relanzar la importancia de “Dei Verbum”, pero en el contexto actual, recordando algunos problemas que quedan por resolver (como el debate sobre el Libro, el fundamentalismo, la interpretación personal, la interpretación "cum Ecclesia"). Por cuanto respecta a las propuestas institucionales: No hacen falta congresos específicos sobre la Palabra de Dios; es necesario en cambio insistir sobre el aspecto de la escritura en los congresos que ya se celebran; (...) ¿Sería posible plantear una renovación del ministerio del lector o de un mandato para los lectores, a la manera de los ministros extraordinarios de la comunión? (...) Respecto a la homilía: (...) Hace falta conocer la comunidad a la que se dirige, sabiendo que representa un llamamiento a la conversión tanto para el predicador como para la asamblea. La catequesis: queremos subrayar su valor, recordando que la mayor parte de los catequistas son mujeres. Por cuanto respecta a la formación de los sacerdotes: En primer lugar, toda la formación en el seminario debe basarse en la Palabra de Dios. (...) Habría que revisar el método pedagógico".

 
Copyright © 2005-2008 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados