1. I Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 29 de septiembre - 29 de octubre de 1967

Tema: Preservación y fortalecimiento de la fe católica, su integridad, su fuerza, su desarrollo, su coherencia doctrinal e histórica.

El Papa Pablo VI estableció los objetivos de esta primera Asamblea General: “...la preservación y el fortalecimiento de la fe católica, su integridad, su fuerza, su desarrollo, su coherencia doctrinal e histórica”. Uno de los resultados del encuentro fue la recomendación, hecha por los obispos, ante la difusión del ateísmo, la crisis de la fe y la propagación de opiniones teológicas erróneas en el mundo, de crear una comisión de teólogos para asistir a la Congregación para la Doctrina de la Fe, así como para ampliar un debate sobre los enfoques de la investigación teológica. Más tarde, en 1969, el Papa Pablo VI estableció la Comisión Teológica Internacional.

El Sínodo pidió también una revisión del Código de Derecho Canónico de 1917, con la intención de hacerlo más pastoral y actual en el modo y en la valoración de los temas. El trabajo fue iniciado por el Papa Pablo VI y fue terminado bajo el Papa Juan Pablo II, con la promulgación, en 1983, del Código de Derecho Canónico revisado.

El tema de una mayor intervención de las Conferencias Episcopales en la renovación de los seminarios y en la formación sacerdotal fue discutido y algunas propuestas fueron remitidas al Santo Padre. También ciertas recomendaciones de la asamblea sobre los matrimonios mixtos fueron aprobadas por el Papa en 1970, y además fueron tratados varios aspectos de la reforma litúrgica, muchos de los cuales fueron luego aplicados cuando el Nuevo Ordo de la Misa fue promulgado en el 1969.

Padres sinodales: 197

____________________________________

2. I Asamblea General Extraordinaria

Sesiones: 11 de octubre - 28 de octubre de 1969

Tema: La cooperación entre la Santa Sede y las Conferencias Episcopales.

Esta Asamblea General convocada de manera extraordinaria tuvo como objetivo buscar y examinar los modos y procedimientos para poner en práctica la colegialidad de los Obispos con el Papa, tema que gozaba de gran atención en la declaraciones sobre la Iglesia formuladas en el Concilio Vaticano II. Los resultados prácticos de esta asamblea abrieron las puertas a una mayor participación de los obispos, juntos con el Papa y de cada uno de ellos, en el cuidado pastoral de la Iglesia universal.

El énfasis principal de estas sesiones recayó sobre dos puntos básicos: 1) la colegialidad de los Obispos con el Papa; 2) la relación de las Conferencias Episcopales con el Sumo Pontífice y con cada uno de los obispos. Diversas recomendaciones fueron remitidas al Papa, tres de las cuales recibieron una atención inmediata: 1) que los Sínodos Ordinarios se celebrasen a intervalos regulares, cada dos años (intervalo posteriormente modificado según la decisión del Santo Padre, efectivamente “cada 3 ó 4 años”); 2) que la Secretaría General ejerciera una labor organizativa y funcional entre las asambleas sinodales; 3) que los Obispos pudiesen sugerir temas para las futuras asambleas.

Padres sinodales: 146

_______________________________________________

Entre la segunda y la tercera Asamblea Sinodal fue creado un Consejo consultivo de la Secretaría General, compuesto por 12 Obispos elegidos y 3 designados por el Papa. Este Consejo, que se reunió por primera vez del 12 al 15 de mayo de 1970, tenía la función de facilitar la comunicación con las Conferencias Episcopales y colaborar en la formulación de la agenda de la asamblea general ordinaria subsiguiente. Después de ese primer encuentro, se inició una consulta general de los Obispos de todo el mundo, con objeto de que sugirieran temas para las asambleas siguientes (Actualmente esta consulta comienza los últimos días de cada asamblea general ordinaria). Desde entonces el Consejo de la Secretaría General, elegido en cada sínodo para la preparación de la asamblea siguiente, ha llegado a ser una característica permanente de la Secretaría General.

_________________________________________________

3. II Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 30 de septiembre - 6 de noviembre de 1971 (la más larga hasta el día de hoy)

Tema: El sacerdocio ministerial y la justicia en el mundo.

Durante las sesiones los Padres sinodales elogiaron la dedicación de los sacerdotes de todo el mundo al ministerio de la Palabra y de los Sacramentos, así como también a sus tareas pastorales en el apostolado. Al mismo tiempo prestaron atención a las dificultades de los sacerdotes en el ejercicio del ministerio.

Los Padres sinodales, además, trataron el tema de la justicia, subrayando la necesidad de relacionar el Evangelio con las circunstancias mundiales y locales. En respuesta a ello, los obispos trazaron un programa de ocho puntos para la acción a nivel internacional y recomendaron que la Iglesia, a nivel local, impulse la educación y la colaboración ecuménica en el campo de la justicia.

Padres sinodales: 210

______________________________________

4. III Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 27 de septiembre - 26 de octubre de 1974

Tema: La evangelización en el mundo moderno.

En esta asamblea los obispos enfatizaron nuevamente el carácter esencialmente misionero de la Iglesia y el deber de cada uno de sus miembros de ser testigos de Cristo en el mundo. En este contexto, el tema de la “liberación”, entonces de gran actualidad, fue relacionado con la obra de la evangelización, cuyo objetivo es liberar a los pueblos y a las personas del pecado. Las recomendaciones y propuestas de los obispos, presentadas al Papa, fueron luego utilizadas en la formulación de la Exhortación Apostólica Evangelii nuntiandi.

Padres sinodales: 209

___________________________________

5. IV Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 30 de septiembre - 29 de octubre de 1977

Tema: El catecismo en nuestro tiempo.

El debate de los obispos, que prestó una especial atención a la catequesis de los niños y de los jóvenes, dio como resultado una serie de treinta y cuatro propuestas o “proposiciones” y más de novecientas sugerencias relativas al tema en cuestión. En dichas recomendaciones fueron tratadas seis áreas generales: la importancia de la renovación catequística, la naturaleza de la verdadera catequesis, las personas involucradas en la catequesis, la necesidad continua de una catequesis para todos los cristianos, los medios o canales de la catequesis y los aspectos particulares relativos a la catequesis.

En esta ocasión los obispos, por primera vez, publicaron una declaración sinodal titulada Mensaje al Pueblo de Dios, donde se señalaba que Cristo es el centro de la salvación y, por lo tanto, de la catequesis. Al mismo tiempo, ellos pusieron en evidencia que todos los cristianos tienen la responsabilidad de llevar a Cristo al mundo.

Poco después de la conclusión del Sínodo, el Papa Juan Pablo II publicó la Exhortación Apostólica Catechesi tradendae, haciendo uso de un gran número de reflexiones y de propuestas de los obispos.

Padres sinodales: 204

__________________________________________

6. Asamblea Especial para los Países Bajos

Sesiones: 14-31 de enero de 1980

Tema: La situación pastoral en los Países Bajos.

El entonces llamado “Sínodo particular para los Países Bajos” o “Sínodo Holandés”, como era popularmente conocido, es —según le nuevo Código de Derecho Canónico (cf. can. 345), promulgado en 1983— la primera Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos. Este encuentro sinodal, celebrado en Roma, trató, en la perspectiva del Concilio Vaticano II, el tema del misterio de la comunión de la Iglesia y sus implicancias prácticas, tanto en ámbito local como universal, concentrándose en la figura del Obispo como “Maestro de la Fe” y “Pastor de las almas”, en su diócesis y en la Conferencia Episcopal. En su conclusión la asamblea adoptó resoluciones relativas al sacerdocio ministerial, la vida religiosa, la participación de los laicos en la misión de la Iglesia, los sacramentos, la Eucaristía y la Confesión, la liturgia, la catequesis y el ecumenismo, según las enseñanzas del Concilio Vaticano II. Un Consejo, especialmente constituido al final de esta asamblea sinodal, se reúne periódicamente con el Secretario General para continuar la evaluación de la situación pastoral y para promover la aplicación de las resoluciones sinodales. Aunque técnicamente existe todavía, este consejo no se ha reunido desde el último encuentro celebrado del 10 al 11 de noviembre de 1995.

Padres sinodales: 19

____________________________________

7. V Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 26 de septiembre - 25 de octubre de 1980

Tema: La familia cristiana.

Los trabajos sinodales giraron en torno a la reafirmación de las enseñanzas de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio y los contenidos de la Encíclica Humanæ vitæ. En esta Asamblea, los obispos redactaron el “Mensaje a las familias cristianas en el mundo moderno” y propusieron una “Carta de los derechos de la familia”, que el Papa Juan Pablo II promulgó en 1983. Además, a partir de la discusión y las propuestas de esta asamblea sinodal el Santo Padre publicó la Exhortación Apostólica Familiaris consortio .

Padres sinodales: 216

_______________________________________

8. VI Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 29 de septiembre - 29 de octubre de 1983

Tema: La penitencia y el perdón en la misión de la Iglesia.

La asamblea sinodal y el tema coincidieron con el Año Santo “Extraordinario” proclamado por el Santo Padre para conmemorar el 1950º aniversario de la Redención del mundo mediante la muerte de Cristo. Durante la asamblea los obispos trataron los argumentos inherentes al tema poniendo de relieve la necesidad de aplicar los frutos de la Redención de Cristo a la vida de cada persona y, por lo tanto, a la sociedad. En un documento publicado por la asamblea, los obispos invitaron al mundo a la “reconciliación” y designaron a “la Iglesia como sacramento de reconciliación y signo de la misericordia de Dios hacia el pecador”. El trabajo desarrollado por los obispos durante este Sínodo sirvió como base para la Exhortación Apostólica Reconciliatio et paenitentia, que por primera vez fue llamado documento “postsinodal”.

Padres sinodales: 221

________________________________________

9. II Asamblea General Extraordinaria

Sesiones: 24 de noviembre - 8 de diciembre de 1985

Tema: Vigésimo aniversario de la conclusión del Concilio Vaticano II.

Convocado especialmente por el Papa Juan Pablo II (cf. can. 345), el objetivo de esta asamblea sinodal fue conmemorar el XX aniversario de la conclusión del Concilio Vaticano II y evaluar el estado de renovación de la Iglesia. Según los estatutos, este Sínodo reunió a todos los Presidentes de las, más de cien, Conferencias Episcopales del mundo entero y a otras diversas personas (cf. can 346). Las discusiones se centraron en los documentos del Concilio Vaticano II y en su aplicación por parte de la Iglesia en todo el mundo. En esta sesión los obispos redactaron un informe final (Relatio finalis), difundido en la sesión de clausura, junto al Nuntius o “Mensaje al Pueblo de Dios”. En respuesta a la propuesta de los padres sinodales en esta asamblea, el Santo Padre autorizó la compilación y publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, promulgado en 1992. Al mismo tiempo, en relación a las Conferencias Episcopales, la asamblea expresó la conveniencia de realizar “un estudio de su estatuto teológico y sobre todo de explicar más clara y profundamente su autoridad doctrinal, teniendo en cuenta lo que hay en el Concilio en el decreto Christus Dominus y en el Código de Derecho Canónico, can. 447 y 753 (Relación Final, II, C, 8, b)”. Esta sugerencia se concretó con la Carta Apostólica Motu proprio del Papa Juan Pablo II sobre la naturaleza teológica y jurídica de las Conferencias Episcopales (21 de mayo de 1998), 7.

Padres sinodales: 165

_________________________________________

10. VII Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 1 - 30 de octubre de 1987

Tema: La vocación y la misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo.

A través de la consideración de los conceptos de vocación (“ser”) y de misión (“actuar”) en el contexto de la comunión eclesial del Concilio Vaticano II, los obispos quisieron subrayar el carácter distintivo del laico en la vida de la Iglesia, a partir de su participación o comunión en la santidad, y en la obra de la Iglesia de evangelizar el mundo, en virtud del carácter secular. Por tratarse de este argumento, el Sínodo registró una significativa presencia de laicos como oyentes, algunos de los cuales fueron invitados a hablar ante la asamblea general y a expresar sus opiniones en los círculos menores. Por primera vez dos laicos, una mujer y un hombre, fueron designados como Secretarios Especiales Adjuntos. Las informaciones resultantes de este Sínodo, en particular las cincuenta y cuatro proposiciones de la Asamblea General, fueron utilizadas para la formulación de la Exhortación Apostólica postsinodal Christifideles laici del Papa Juan Pablo II.

Padres sinodales: 232

_________________________________________________

11. VIII Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 30 de septiembre - 28 de octubre de 1990

Tema: La formación de los sacerdotes en las circunstancias actuales.

Teniendo en cuenta la tarea de la Segunda Asamblea General Ordinaria del Sínodo (1971) que trató desde el punto de vista teológico el sacerdocio y sus implicaciones en el ministerio sacerdotal, este Sínodo se desarrolló en un tono más pastoral, concentrándose en la formación sacerdotal y en la “persona” del sacerdote mismo, diocesano y religioso, antes y después de la ordenación. En las sesiones fue notable el acuerdo general entre los obispos, tanto en la discusión como en el tratamiento del tema. Al término del Sínodo, los obispos presentaron al Santo Padre 41 Proposiciones que, junto a otras informaciones resultantes del proceso sinodal, sirvieron para la preparación de la Exhortación Apostólica postsinodal Pastores dabo vobis.

El 25 de octubre, durante la 28ª Congregación, Su Excelencia, Mons. Emilio Eid, Obispo tit. de Sarepta de los Maronitas y Vicepresidente de la Comisión para la Revisión del Código de los Cánones de las Iglesias Orientales presentó el nuevo código y una copia del mismo fue distribuido a los padres sinodales y a otros participantes.

Padres sinodales: 238

_____________________________________________

12. I Asamblea Especial para Europa

Sesiones: 28 de noviembre - 14 de diciembre de 1991

Tema: Para que seamos testigos de Cristo que nos ha liberado.

El 22 de abril de 1990 durante su visita apostólica a Velehrad, en Checoslovaquia —sede de la tumba de San Metodio, co-patrono de Europa junto con los Santos Cirilo y Benito— el Santo Padre anunció su deseo de convocar una Asamblea Especial para Europa del Sínodo de los Obispos, con la finalidad de discernir el kairos de la situación creada por los grandes cambios ocurridos en Europa y para evaluar la función de la Iglesia en los esfuerzos de renovación y reconstrucción en el continente. La naturaleza especial del Sínodo y su breve período de preparación han requerido varias modificaciones del procedimiento sinodal, por ejemplo, en vez de los documentos Lineamenta e Instrumenum laboris fueron preparadas una breve guía para la reflexión (Itinerarium) y una síntesis (Summarium); fueron introducidos criterios especiales para los delegados episcopales con el fin de permitir una más amplia representación de los obispos de Europa central y del Este, etc. Uno de los eventos más importantes de la preparación fue un simposio presinodal promovido por el Pontificio Consejo para la Cultura. En él se reunieron los intelectuales de Europa occidental y oriental para reflexionar en común sobre el tema del Sínodo. Al mismo tiempo, representantes de la Iglesia ortodoxa y de las principales comunidades cristianas en Europa fueron invitados, en un espíritu de ecumenismo, a participar por primera vez en una asamblea sinodal como “delegados fraternos”. El trabajo de la Asamblea Especial culminó con la publicación de una Declaratio, en la cual los padres sinodales delinearon un programa para la nueva evangelización de Europa, dirigiendo un llamado a todos los ciudadanos europeos en favor de la solidariedad universal. Sucesivamente, fue nombrado un grupo encargado de estudiar el mejor modo de llevar a la práctica las conclusiones de la Declaración a través de la revisión de los estatutos del Concilium Conferentiarum Episcoporum Europae (C.C.E.E.), ante las circunstancias del momento.

Padres sinodales: 137

______________________________________________

13.Asamblea Especial para África

Sesiones: 10 de abril - 8 de mayo de 1994

Tema: La Iglesia en África y su misión evangelizadora hacia el año 2000: ‘Seréis mis testigos’ (Hch 1, 8).

El 6 de enero de 1989 el Santo Padre anunció su intención de convocar esta asamblea especial e instituyó una comisión preparatoria formada principalmente por miembros del Episcopado africano. En el mes de junio siguiente a este grupo, ampliado para constituir el Consejo de la Secretaría General, fue encomendada la preparación de la asamblea sinodal. En ocasión del encuentro de los representantes del Episcopado africano en Lomé (Togo), en julio de 1990, fueron publicados los Lineamenta, que “delineaban” el tema del Sínodo, iniciando así un período de oración y de reflexión a nivel local. Las respuestas de las Iglesias locales fueron utilizadas para formular el “documento de trabajo” de la Asamblea especial o Instrumentum laboris, difundido durante la novena visita pastoral del Santo Padre a África, en Kampala (Uganda), en febrero de 1993.

Utilizando este documento como punto de referencia, los Padres sinodales trataron en la sesión, que duró casi un mes, el tema general de la Evangelización desde las siguientes perspectivas: 1. Proclamación del mensaje; 2. Inculturación; 3. Diálogo; 4. Justicia y paz; 5. Medios de Comunicación Social. Además del animado y profundo debate sobre el tema durante las varias fases de la actividad sinodal, momentos significativos de la Asamblea Especial fueron las ceremonias de apertura y de clausura, que incorporaron muchos elementos de la tradición litúrgica africana.

La documentación resultante incluye un largo “Mensaje al Pueblo de Dios”, distribuido al término de la Asamblea Especial y la Exhortación Apostólica postsinodal Ecclesia in Africa, firmada y presentada a la Iglesia en ocasión de la visita sinodal en África del Santo Padre, desde el 14 hasta el 20 de septiembre de 1995, durante fase celebrativa de la Asamblea Especial.

Un Consejo postsinodal, elegido por la Asamblea Especial, ofrece continuamente asistencia a la Secretaría General. Su tarea es la de evaluar el impacto y la aplicación de la Exhortación Apostólica postsinodal en la Iglesia local. El Consejo ha redactado una comunicación que fue enviada a todos los Obispos de África, a los Superiores de los Dicasterios de la Curia Romana y a los Presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, además de a otras personas interesadas. Este Consejo se reúne periódicamente para evaluar la situación y para alentar a los Obispos de África en la aplicación de los ricos contenidos del documento.

Padres sinodales: 242

__________________________________________

14. IX Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 2 - 29 de octubre de 1994

Tema: La vida consagrada y su misión en la Iglesia y en el mundo.

El 30 de diciembre de 1991 el Santo Padre anunció la convocatoria de una asamblea sinodal sobre el tema de la vida consagrada. Algunos han interpretado este gesto como una conclusión lógica de la consideración de los estados de vida en la Iglesia, iniciada con las dos asambleas ordinarias precedentes sobre el laicado y sobre el sacerdocio. El período de oración y de reflexión que precedió a la Asamblea sinodal fue particularmente fecundo, dando lugar a intensos intercambios no sólo en los institutos de vida consagrada y en las sociedades de vida apostólica, sino también en organismos nacionales e internacionales, para no hablar de las diversas iniciativas individuales y de grupo, conjuntamente con la jerarquía de la Iglesia y los diversos Dicasterios de la Curia Romana. Los Padres sinodales trataron un gran número de argumentos inherentes al tema y escucharon atentamente las numerosas intervenciones efectuadas por muchos auditores. Digno de mención es el hecho de la participación de un elevado número de Padres sinodales pertenecientes a congregaciones religiosas, el nombramiento de una religiosa y de un religioso como Secretarios Especiales Adjuntos y de un elevado número de mujeres y hombres de la vida consagrada como teólogos y oyentes. El 25 de marzo de 1996 fue publicada la Exhortación Apostólica postsinodal Vita consecrata.

Padres sinodales: 245

___________________________________________

15. Asamblea Especial para el Líbano

Sesiones: 26 de noviembre - 14 de diciembre de 1995

Tema: Cristo es nuestra esperanza: renovados en su espíritu, solidarios somos testigos de su amor.

Considerando las particulares necesidades de la Iglesia en el Líbano, debidas al prolongado período de guerra, el Santo Padre anunció el 6 de junio de 1991 su intención de convocar una Asamblea Especial para el Líbano del Sínodo de los Obispos. Después de algunas reuniones preliminares con los patriarcas de las Iglesias Orientales del Líbano, fue constituido un Consejo de diez miembros, representantes de las seis Iglesias católicas sui iuris en el Líbano, para participar en la necesaria tarea de preparación. Al mismo tiempo, fue nombrado un obispo libanés como coordinador “in loco”.

Los Lineamenta de la Asamblea Especial fueron publicados el 13 de marzo de 1993, dando comienzo a la fase de oración y de reflexión sobre el tema sinodal por parte de las diócesis locales y de los diversos organismos eclesiales en el Líbano, período que se prolongó hasta el 1 de Noviembre de 1994. Las respuestas a los Lineamenta fueron incorporadas al Instrumentum laboris, “documento de trabajo” de la Asamblea Especial, que sirvió como punto de referencia durante la asamblea sinodal. El 12 de diciembre fue distribuida a los padres sinodales una versión con notas del Código de los Cánones de las Iglesias Orientales, publicado con el auspicio del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos.

La Exhortación Apostólica sinodal Una esperanza nueva para el Líbano fue publicada el 10 de mayo de 1997, con ocasión de la visita del Santo Padre al Líbano para la fase celebrativa de la Asamblea Especial. Una traducción árabe del documento, preparada por la Asamblea de los Patriarcas y de los Obispos del Líbano (A.P.E.C.L.), fue publicada en 1998. El Consejo postsinodal, fruto de esta asamblea especial, continúa a reunirse para evaluar el impacto y la aplicación de la Exhortación Apostólica postsinodal en el Líbano. En el año 2003 fue preparado un informe sobre este argumento, el cual fue enviado a toda la jerarquía eclesiástica del Líbano, a los Superiores de los Dicasterios de la Curia Romana, a los Patriarcas, a los Arzobispos y Metropolitas de las Iglesias Orientales sui iuris, a los Presidentes de las Conferencias Episcopales en todo el mundo y a otros organismos interesados.

Padres sinodales: 69

________________________________________

16. Asamblea Especial para América

Sesiones: 16 de noviembre - 12 de diciembre de 1997

Tema: Encuentro con Jesucristo vivo: camino para la conversión, la comunión y la solidaridad en América.

En la Carta Apostólica Tertio millennio adveniente, el Santo Padre ha expresado su deseo de continuar el movimiento sinodal a nivel continental, comenzado con las Asambleas Especiales para Europa (1991) y para África (1994), y de convocar asambleas sinodales especiales, incluyendo la Asamblea Especial para América, como parte del programa que conducirá a la celebración del Gran Jubileo del Año 2000. El 12 de junio de 1995 fue nombrado un Consejo presinodal para colaborar en la preparación de la Asamblea Especial. Con su asistencia, los Lineamenta fueron publicados el 3 de septiembre de 1996 y el Instrumentum laboris el 10 de septiembre de 1997.

Durante la asamblea, los Padres sinodales examinaron los diversos aspectos de la vida eclesial y de la sociedad en el continente americano y buscaron los mejores caminos y medios para dar la posibilidad a los pueblos de América de encontrarse con Jesucristo. Con este fin, debatieron acerca de la relación entre el Evangelio y la cultura y sobre los importantes conceptos de conversión, comunión y solidaridad, para responder a los grandes desafíos de la sociedad contemporánea en el continente. Al término de la Asamblea Especial los Padres sinodales publicaron, como de costumbre, el Nuntius o “Mensaje al Pueblo de Dios”.

Un Consejo postsinodal, elegido durante la asamblea se reunió en varias ocasiones para evaluar los resultados del Sínodo y asistir al Papa en la redacción de la Exhortación Apostólica postsinodal Ecclesia in America. Este documento fue promulgado por el Santo Padre el 23 de enero de 1999, durante la fase celebrativa de la Asamblea Especial en Ciudad de México. Muchos participantes sinodales provenientes de todas partes del continente asistieron a la liturgia eucarística celebrada en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

Después, el Consejo postsinodal se reunió en varias oportunidades para evaluar la aplicación del documento y para estimular a los Obispos en sus iniciativas en el continente, en respuesta al documento postsinodal. En el año 2002, fue preparado un informe sobre este argumento, el cual fue enviado a los miembros de la jerarquía eclesiástica en América, a los Superiores de los Dicasterios de la Curia Romana, a los Patriarcas, a los Arzobispos Mayores y Metropolitas de las Iglesias Orientales sui iuris, a los Presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo y a otros organismos interesados.

Padres sinodales: 233

__________________________________________

17. Asamblea Especial para Asia

Sesiones: 19 de abril - 14 de mayo de 1998

Tema: Jesucristo el Salvador y su misión de amor y de servicio en Asia: ‘... para que tengan vida y la tengan en abundancia’ (Jn 10, 10).

En la Carta Apostólica Tertio millennio adveniente, el Santo Padre anunció su intención de convocar asambleas sinodales especiales a nivel continental como parte del programa de preparación del Gran Jubileo del año 2000. El 10 de septiembre de 1995, el Santo Padre instituyó un Consejo presinodal para la Asamblea Especial para Asia, formado principalmente por cardenales, arzobispos y obispos de Asia. Una de sus tareas fue la de asistir a la Secretaría General en la redacción de los Lineamenta, difundidos el 3 de septiembre de 1996, y del Instrumentum laboris, publicado el 13 de febrero de 1998.

Durante la Asamblea Especial, los Padres sinodales, teniendo en consideración el hecho de que la Iglesia es una pequeña pero vivaz grey en el continente asiático, donde están presentes las Grandes Religiones del Mundo, concentraron su atención en la unicidad de la persona de Jesús, el Salvador, y sobre la vida abundante que él ofrece, en el contexto de la planificación de la nueva evangelización de parte de la Iglesia. Fue especialmente considerado el modo con el cual la Iglesia, a través de un plan pastoral concreto, puede continuar la misión del Señor, una misión de amor y servicio en Asia. Al final, los Padres sinodales publicaron un Nuntius o “Mensaje al Pueblo de Dios”, en el que se tratan diversos puntos del tema sinodal.

Como resultado de la asamblea sinodal fue constituido un Consejo postsinodal. Habiéndose reunido en diversas ocasiones, este consejo ofreció su asistencia en el estudio de las recomendaciones propuestas por la asamblea especial y colaboró en la redacción de la Exhortación Apostólica postsinodal Ecclesia in Asia. Dicho documento fue firmado por el Santo Padre el 6 de noviembre de 1999, en la Catedral del Sagrado Corazón, durante la fase celebrativa, del 5 al 8 de noviembre 1999 en Nueva Delhi (India). Desde entonces, el Consejo postsinodal se ha reunido periódicamente para evaluar la distribución y aplicación del documento en la Iglesia en Asia. En el año 2002, fue preparado un informe sobre el argumento, el cual fue enviado a la jerarquía eclesiástica en el Continente asiático, a los Superiores de los Dicasterios de la Curia Romana, a los Patriarcas, a los Arzobispos Mayores y Metropolitas de las Iglesias Orientales sui iuris, a los Presidentes de las Conferencias Episcopales y a otros organismos interesados.

Padres sinodales: 191

________________________________________

18. Asamblea Especial para Oceanía

Sesiones: 22 de noviembre - 12 de diciembre de 1998

Tema: Jesucristo y los pueblos de Oceanía: siguiendo su camino, proclamando su verdad y viviendo su vida.

La Asamblea Especial para Oceanía fue la tercera asamblea continental o regional de la serie anunciada por el Santo Padre en la Carta Apostólica Tertio millennio adveniente en el contexto del Jubileo del Año 2000. El 7 de junio de 1996, el Santo Padre nombró el Consejo presinodal constituido principalmente por obispos de Oceanía. En una serie de encuentros en Roma y en Wellington, Nueva Zelanda, este Consejo ofreció su colaboración en la redacción del texto de los Lineamenta, en la elaboración de los criterios de participación y en la composición del Instrumentum laboris.

Una característica peculiar de esta Asamblea Sinodal fue que todos los obispos de la región participaron como miembros ex officio. Para reducir las dificultades del viaje y limitar la ausencia de los obispos de sus Iglesias locales, se tomaron las medidas necesarias para que las visitas ad limina se hicieran en concomitancia con la Asamblea Especial. A pesar de las grandes diferencias entre las varias situaciones pastorales de la región, durante los trabajos sinodales se observaron muchas preocupaciones comunes; como por ejemplo, la inculturación del Evangelio, un renovado interés por la catequesis y la formación, la revitalización de la fe de los creyentes, la atención pastoral de la juventud, de los emigrantes y de los nativos. Todo ello fue considerado a la luz de la persona de Jesucristo, el camino, la verdad y la vida.

El 11 de diciembre de 1998, los miembros de la Asamblea Especial eligieron un Consejo postsinodal, al cual se agregaron tres miembros nombrados por el Santo Padre. Este Consejo se reunió en varias oportunidades para discutir las reacciones frente a la Asamblea Especial y para prestar su colaboración al Santo Padre en la redacción de la Exhortación Apostólica postsinodal Ecclesia in Oceania. Dicho documento fue finalmente promulgado el 22 de noviembre de 2001, en una importante e histórica ceremonia en el Vaticano, durante la cual el texto de la exhortación apostólica fue simultáneamente transmitido a través de internet a todas las diócesis de la región. Ecclesia in Oceania es el primer documento papal promulgado a través de internet en la era del computer.

Padres sinodales: 117

________________________________________

19. II Asamblea Especial para Europa

Sesiones: 1-23 de octubre de 1999

Tema: Jesucristo viviente en su Iglesia, fuente de esperanza para Europa.

La Segunda Asamblea Especial para Europa es la última de la serie de Asambleas Sinodales continentales convocadas por el Santo Padre en su Carta Apostólica Tertio millennio adveniente, como preparación al Gran Jubileo del Año 2000. Aunque la Primera Asamblea Especial para Europa tuvo lugar en 1991 - hace menos de una década - nuevas situaciones sociales y culturales, presentes en el continente tras los cambios políticos acontecidos en el Este, han creado desafíos pastorales que motivaron la convocación de una Segunda Asamblea Especial para Europa.

El 9 de febrero de 1997 el Santo Padre nombró el Consejo presinodal para colaborar en la preparación de esta Asamblea Sinodal. Este Consejo, con la asistencia de teólogos europeos y del personal de la Secretaría General, publicó los Lineamenta (primavera de 1998) y el Instrumentum laboris (21 de junio de 1999) de la Asamblea Especial.

En el curso de la Segunda Asamblea Especial, los padres sinodales prestaron atención a las diversas realidades de la Iglesia en Europa y al particular momento histórico en relación a la unidad del continente. El tema de Jesucristo, viviente en su Iglesia, dominó la discusión sinodal sobre las raíces culturales del continente y, al mismo tiempo, constituyó una fuente de esperanza en la construcción de una nueva Europa sobre el fundamento de la fe.

El Consejo postsinodal, elegido durante la asamblea, se ha reunido en varias ocasiones para analizar los resultados del Sínodo y para ofrecer su colaboración al Santo Padre en la redacción de la Exhortación postsinodal Ecclesia in Europa, promulgada en el Vaticano el 28 de junio de 2003, durante las primeras Vísperas de la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.

En el año 2004, el Consejo postsinodal se reunió para comenzar el proceso de evaluación del impacto y la aplicación de Ecclesia in Europa en el continente.

Padres sinodales: 117

____________________________________________

20. X Asamblea General Ordinaria

Sesiones: 30 de septiembre - 27 de octubre de 2001

Tema: El Obispo: servidor del Evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo.

Para preparar la X Asamblea General Ordinaria, el IX Consejo Ordinario de la Secretaría General se ha reunido periódicamente para colaborar en el proceso de consulta para definir el tema y para tomar parte en la redacción de los Lineamenta, enviados el 16 de junio 1998 a los obispos de todo el mundo y a los que normalmente son contactados en la consulta. Las respuestas han sido analizadas a continuación y tomadas en consideración por el Consejo para redactar el Instrumentum laboris, que se hizo público el 1 de junio del 2001.

Esta asamblea sinodal ha centrado su reflexión en la persona y el papel del obispo en su diócesis, a la luz del inicio del Tercer Milenio.

El 26 de octubre de 2001, la asamblea sinodal eligió los miembros del X Consejo Ordinario de la Secretaría General, a quienes se agregaron otros tres miembros especialmente nombrados por el Santo Padre. En las diversas reuniones de este Consejo fue analizado el material que resultó del proceso sinodal, especialmente las Proposiciones, para ofrecer una adecuada colaboración al Santo Padre en la redacción de la Exhortación Apostólica postsinodal Pastores gregis. Dicho documento fue promulgado el 16 de octubre de 2003, en coincidencia con el vigésimo quinto aniversario de la elección del Sumo Pontífice.

Padres sinodales: 247

________________________________________

21. XI Asamblea General Ordinaria

En programa: 2 - 29 octubre de 2005

Tema: La Eucaristía: fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia.

Considerando la opinión de los miembros del X Consejo Ordinario de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, basada a su vez en la consulta a las Conferencias Episcopales de todo el mundo y a otros organismo interesados, el Santo Padre decidió convocar la Undécima Asamblea General Ordinaria para tratar el tema de la Eucaristía. Merece una especial atención el hecho que la decisión del Papa tuvo lugar poco tiempo después de la publicación de su encíclica sobre el mismo argumento. Esta asamblea sinodal fue convocada por el Santo Padre para promover la reflexión pastoral de los obispos de todo el mundo sobre un tema de vital importancia en la vida y la misión de la Iglesia.

Los Lineamenta, elaborados por el X Consejo Ordinario de la Secretaría General con la asistencia de teólogos, fueron enviados el 31 de marzo de 2004 a las Conferencias Episcopales, a las Iglesias Orientales sui iuris, a los Superiores de los Dicasterios de la Curia Romana, a la Unión de los Superiores Generales y a otros organismos competentes. Se esperan las respuestas a las preguntas contenidas en el mencionado documento para preparar el Instrumentum laboris.

Notas de prensa del día:
[ 5 ] [ 6 ] [ 7 ] [ 8 ] [ 9 ]
[ 10 ] [ 11 ] [ 12 ] [ 13 ] [ 14 ] [ 15 ] [ 16 ] [ 17 ] [ 18 ] [ 19 ] [ 20 ] [ 21 ] [ 22 ] [ 23 ] [ 24 ] [ 25 ] [ 26 ] de Octubre

Fuentes:
- Oficina de Prensa de la Santa Sede
- L'Osservatore Romano
Desarrollado por
RIIAL -Perú