Perspectivas de las Iglesias de Estados Unidos, Canadá y Portugal en la VCG
 
Clickee sobre la imagen para ampliarla

(Aparecida-25.05.2007) Esta mañana, en el diálogo con los periodistas acreditados en la sala de prensa de la V Conferencia General estuvieron presentes los Obispos de Estados Unidos, Canadá y Portugal. Todos ellos ofrecieron sus puntos de vista sobre esta asamblea pastoral.

También participó del encuentro Monseñor Ángel Garachana Pérez, CMF, Obispo de San Pedro Sula, Honduras; que detalló alguno aspectos del trabajo que los obispos vienen realizando entorno al Documento final de la V Conferencia.

Monseñor Jaime Soto, Obispo Auxiliar de Orange (Estados Unidos), Presidente del Secretariado para la Iglesia en América Latina de la Conferencia de los Obispos de los Estados Unidos; sintetizó su participación y la de sus compañeros obispos estadounidenses como una “experiencia enriquecedora” en la que han podido compartir “los gozos y tristezas del pueblo Latinoamericano y del Caribe”.

 
Puntualizó que la mayor parte de los temas abordados en la asamblea son de interés para Iglesia en Estados Unidos, pues en ese país existe una resonancia con las realidades sociales y pastorales de la Iglesia en América Latina.

De sus observaciones a la asamblea, Monseñor Soto, destacó la inquietud de los obispos latinoamericanos “por otorgar mayor protagonismo a la persona humana, iluminada por la fe y comprometida a la solidaridad”; y se mostró agradecido de participar en la VCG.

Por su parte, Monseñor Martin William Currie, Obispo de Grand Falls (Canadá), destacó las preocupaciones de la asamblea entorno a los temas como la seguridad, la defensa del medio ambiente, las poblaciones inmigrantes.

A su turno, Monseñor Jorge Ferreira da Costa Ortiga, Arzobispo de Braga y Presidente de la Conferencia Episcopal de Portugal, se refirió a la condición misionera de su país, donde la Iglesia también vive un divorcio entre la Fe y vida diaria. “Por ello vemos con mucho entusiasmo la temática de esta V Conferencia”, señaló.

De otro lado, Monseñor Ángel Garachana Pérez, CMF, Obispo de San Pedro Sula (Honduras), indicó que la existencia del CELAM y la celebración de la V Conferencia, son un signo de la globalización. “Cada Iglesia particular no está asilada sino que está en relación con las demás” indicó, “y es un encuentro de comunión” que amplía el horizonte, agregó.
.
 

Copyright © 2005 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados