V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe
REUNIÓN CONTINENTAL DE OBISPOS CULMINARÁ ESTE 31 DE MAYO EN BRASIL
 
Clickee sobre la imagen para ampliarla

Esta semana, las sesiones de la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, que se desarrollan en el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida - Brasil, entran en su recta final. La clausura de la cita, que fue inaugurada por el Papa Benedicto XVI, tendrá lugar este 31 de mayo.

Los trabajos de estos últimos días se centran en la preparación del “Documental Final”, así como del “Mensaje Final” que los obispos ofrecerán a todos los países latinoamericanos, al concluir la asamblea. La “Gran Misión continental” es otro de los temas sobre el que los miembros e invitados de la asamblea vienen deliberando en las jornadas, que comenzaron el pasado 13 de mayo.


Los representantes de nuestro país, ocho Obispos, un sacerdote y un laico, presentes en esta gran reunión, participan en la elaboración del “Documento Final”, según las comisiones y subcomisiones organizadas por la asamblea. Son siete capítulos en los que se revisa el panorama social, cultural, político y económico latinoamericano, y más ampliamente se hace una mirada de todas las estructuras de Iglesia en América Latina y el Caribe (conferencias episcopales, diócesis, parroquias, comunidades, etc.) para ver cómo estas responden y afrontan a las necesidades y demandas, de los bautizados y de la sociedad, a la luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia. Este “Documento Final”, será presentado más adelante y no precisamente al terminar la V Conferencia.
Asimismo, cada mañana, los Obispos concelebran la Santa Misa, la misma que hoy fue presidida por Monseñor Carlos Aguiar Retes, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano y Primer Vicepresidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).
En su homilía, el Prelado señaló que en la actualidad, “en medio de situaciones crónicas y reiterativas de inequidad creciente, autoritarismos que provocan violencia y corrupción, y bajo el influjo de la globalización, de la migración y movilidad humana, del intercambio cultural”, los pueblos latinoamericanos, “atraviesan una etapa de transición, donde está surgiendo con dolores de parto la cultura adveniente que avizoró la III Conferencia General en Puebla, y ante lo cual, el Siervo de Dios Juan Pablo II convocó a la Iglesia a una Nueva Evangelización”.

En esta línea, Monseñor Aguiar, destacó la figura de Santa María como “discípula y maestra”, y agregó que a su ejemplo, la Iglesia necesita salir al encuentro de quienes reconocen las maravillas que obra Dios, así como de quienes atraviesan por momentos de aflicción, desconcierto, incertidumbre, o desesperanza. “Seamos una Iglesia en estado permanente de misión”, dijo.
La V Conferencia, se constituye en la Conferencia General del nuevo milenio. Esta misma sucede a las Conferencias Generales de Río Janeiro (1955), Medellín (1968), Puebla (1978) y Santo Domingo (1992).

 
Oficina de Prensa
Lima, 28 de mayo de 2007
 
.
 
Copyright © 2005 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados