Importante rol de los laicos en América Latina
 

Clickee sobre la imagen para ampliarla


(Aparecida-15.05.2007)
Los laicos tienen un rol destacado en esta V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y de El Caribe. Así fue puesto de manifiesto esta mañana en la rueda de prensa en la que tomaron parte algunos de los laicos participantes esta cita.

En un compartir abierto con los periodistas, el Doctor Rodrigo Guerra de México, la Socióloga Sandra Ferreira del Brasil y el Antropólogo José Luis Pérez Guadalupe de Perú, coincidieron en la necesidad del compromiso de los laicos en los diversos escenarios de la sociedad actual.

 

Durante su intervención, los panelistas insistieron en el hecho de que los laicos hacen concreta la inserción de la Iglesia en el mundo y para el mundo, en las condiciones ordinarias de la vida familiar y social, siendo llamados por Dios para santificar el mundo desde dentro, a modo de fermento (Cf. Lumen Gentium 31).

El Doctor Guerra resaltó algunos de los renglones de la vida social indispensables a considerar en la realidad de América Latina, entre ellos, la distribución de la riqueza y la conculcación de los derechos y las libertades civiles y políticas en muchos pueblos.

Clickee sobre la imagen para ampliarla
Clickee sobre la imagen para ampliarla
Sandra Ferreira, por su parte, profundizó el discurso papal de apertura de esta V Conferencia, en el que recalcó como en América Latina persiste aún, por desgracia, una mentalidad machista, ignorando la novedad del cristianismo que reconoce y proclama la igual dignidad y responsabilidad de la mujer respecto al hombre. Además, resaltó la conveniencia del análisis del rol de la mujer en la Iglesia desde la figura de María, Mujer y Madre.

Finalmente, el Doctor José Luis Pérez, insistió en la urgencia de despertar una fe viva, consciente y responsable que suscite una participación activa de los laicos en la en la Iglesia y en la sociedad.


Este espacio de diálogo destacó la armoniosa colaboración entre todos los estados de vida en la Iglesia, a fin de trasformar el mundo con el espíritu del Evangelio de Cristo.

Fuente: Sala de Prensa de la VCG
 
.
 
Copyright © 2005 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados