Cardenal Giovanni Batista Re, inicia las sesiones de la V CG agradeciendo
las enseñanzas del Papa
 



(Aparecida-14.05.2007) Luego de una mañana de recogimiento, tuvieron lugar las palabras de inicio de las sesiones de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano a cargo del Cardenal Giovanni Batista Re, Prefecto de la Congregación para los Obispos y Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina.

En su intervención, el Purpurado dio las gracias al Papa Benedicto XVI por haber convocado esta Conferencia, por su venida a Aparecida y por las enseñanzas dadas. “Las líneas-guía indicada en las palabras del Santo Padre las tendremos muy en cuenta durante nuestro trabajo, buscando aprovechar lo mejor posible sus enseñanzas”, precisó ante los obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos, laicos, peritos e invitados a esta asamblea típica de la Iglesia en Latinoamérica.

Insistió en la necesidad de escuchar dócilmente las inspiraciones del Señor y participar en este evento con un espíritu de comunión y de servicio a la Iglesia y a la sociedad de América Latina y del Caribe. “Un único criterio debe conducirnos: el amor sin límites a Cristo, a la Iglesia y al pueblo de América Latina. Este amor debe generar un gran espíritu de comunión”, indicó.
 

Según el Cardenal Re, “la lógica de la comunión eclesial debe llevarnos a una justa consideración de la verdad contenida en las opiniones de los demás, aun cuando sean distintas de las nuestras. En este sentido, debemos alejarnos de las etiquetas y de los eslogan, escogiendo como único criterio el amor a Cristo y a la Iglesia”.

Más adelante, subrayó que el documento de “Síntesis” de esta V Conferencia -que recoge los aportes en preparación a este encuentro ofrecidos por los países de América Latina y del Caribe, bajo la guía de sus Pastores- contiene una amplia gama de reflexiones, de análisis y de ideas.

“Esta amplia gama representa ciertamente para nosotros una riqueza”, indicó. Posteriormente, Monseñor Geraldo Lyrio Rocha, Arzobispo de Vitória da Conquista, Vicepresidente Segundo del CELAM y Presidente de la Conferencia Nacional de los obispos brasileños CNBB, resumió el proceso vivido hasta hoy hacia esta Quinta cita continental.

“Muchos encuentros y seminarios como parte del Plan Global 2003-2007 fueron realizados por el Concejo Episcopal Latinoamericano CELAM. Fueron publicados varios libros y textos diversos para iluminar la reflexión en vista de la Conferencia de Aparecida”, recordó el Arzobispo.

Finalmente, Monseñor Lyrio recalcó la conciencia de los pastores latinoamericanos de frente a los desafíos que la sociedad actualmente presenta. Aseguró que, dado el tema escogido, esta Conferencia ciertamente tendrá una acentuada tónica misionera. La Iglesia en América Latina en este inicio del tercer milenio necesita profundizar su presencia misionera y llevar adelante una evangelización nueva: “De Muchas partes se nos ha manifestado la expectativa de que esta V Conferencia tenga una proyección con una gran acción misionera en toda América Latina y El Caribe”.
.
 
Copyright © 2005 Conferencia Episcopal Peruana - Todos los derechos reservados