Monseñor Octavio Ruiz: “Todos los bautizados estamos llamados a testimoniar la muerte y resurrección de Cristo”
* Palabras del Vice-Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina en la tercera jornada de ponencias
(Chimbote, 29 de agosto de 2007) El Vice-Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Monseñor Octavio Ruiz Arenas, expresó que la misión que tenemos todos los bautizados es la de ser discípulos de Jesús y testimoniar su Muerte y Resurrección.

Estas palabras las dijo el Prelado, durante su ponencia, con el tema: “Convocados a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía”, realizada en el tercer día del Congreso Teológico, del IX Congreso Eucarístico Nacional.
En su alocución, el también Arzobispo Emérito de Villavicencio (Colombia), afirmó que en las palabras pronunciadas por el sacerdote en la comunión: “este es el cordero que quita el pecado del mundo, dichosos los llamados a esta cena”, se resume la esencia de lo que estamos celebrando, la cual se complementa con la respuesta de la asamblea: “Señor no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”.

“Cuando vamos a la Eucaristía, estamos respondiendo a la invitación que nos ha hecho el Señor de ser sus testigos, para lo cual es necesario recibirlo en nuestra casa y en nuestro corazón, con el fin de pregonar que Él es el Salvador, el que da sentido a nuestra existencia”, dijo el Arzobispo.

Señaló que la misión que tenemos todos los bautizados es la de ser “discípulos de Jesus y testimoniar la muerte y resurrección de Él”. “Tenemos que tomar conciencia que el Señor sale a nuestro encuentro a acompañarnos por el camino y ser Él el camino. Por amor a todos nosotros da su vida y se vuelve nuestra vida para que vivamos en Él y no suframos la muerte eterna”, finalizó.

Fuente:
PRENSA – IX CEN


Clickee sobre la imagen para ampliarla...