En Misa de clausura del IX Congreso Eucarístico Nacional Monseñor Héctor Miguel Cabrejos agradece al Cardenal Tarcisio Bertone su visita al Perú
* “Lleve no solo nuestro saludo sino también nuestro cariño al Santo Padre Benedicto XVI”, expresó
(Chimbote, 30 de agosto de 2007) Antes de concluir la Solemne Misa de clausura del IX Congreso Eucarístico Nacional, el Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, OFM., agradeció al Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, SDB., la visita realizada a nuestro país con ocasión de este gran acontecimiento.

“En nombre de todo los fieles aquí reunidos, en nombre de todos los religiosos, religiosas, seminaristas, sacerdotes y del Episcopado Peruano, quiero expresarle un profundo y sincero agradecimiento” dijo el también Arzobispo de Trujillo, dirigiéndose al enviado papal, desde el atrio de la Catedral chimbotana situada al frente a la Plaza de Armas de Nuevo Chimbote, hasta donde esta mañana llegaron más de 10 mil personas.
El titular del Episcopado peruano, manifestó también su gratitud al Cardenal Bertone, por haber visitado las zonas de Ica y Pisco, para trasmitir la cercanía del Papa Benedicto XVI a las familias de los fallecidos en el terremoto del 15 de agosto, así como llevar consuelo espiritual a los miles damnificados del devastador desastre natural.

¡Gracias por inaugurar y clausurar este Congreso Eucarístico, por consagrar la bella Catedral de Chimbote y consagrar el Perú a la Virgen a María!, expresó Monseñor Miguel Cabrejos, destacando luego el interés del Purpurado Camarlengo de la Santa Iglesia Romana, por conocer las diversas culturas peruanas y las antiguas civilizaciones del Perú.

Tras las numerosas actividades celebradas en el Congreso para acrecentar el amor a la Eucaristía, “le pedimos que lleve no solo nuestro saludo sino también nuestro cariño al Santo Padre Benedicto XVI con nuestra adhesión filial a la Sede de Pedro”, dijo el Arzobispo al Legado Pontificio, enfatizando que el pueblo peruano ama a “Jesucristo, ama Santísima Virgen y ama también al Papa”.

Por último, el Presidente de la Conferencia Episcopal dijo al Cardenal Bertone “que Dios, la Santísima Virgen María, lo bendigan y protejan siempre”.

Fuente:
PRENSA – IX CEN


Clickee sobre la imagen para ampliarla...