Clickee sobre el banner para accesar al sitio web oficial

La Conferencia Episcopal Peruana, institución de carácter permanente, es la Asamblea de los Obispos del Perú que ejercen unidos algunas funciones pastorales respecto de los fieles de dicho país, para promover conforme a la norma del derecho el mayor bien que la Iglesia proporciona a los hombres, sobre todo mediante formas y modos de apostolado convenientemente acomodados a las peculiares circunstancias de tiempo y de lugar (cf. CIC can. 447).


La Iglesia Católica en el Perú está conformada por 45 jurisdicciones eclesiásticas, las cuales cubren una extensión territorial de 1.285.215,60 km².

En el ejercicio supremo, pleno e inmediato de su poder sobre toda la Iglesia, el Romano Pontífice se sirve de los dicasterios de la Curia Romana, que, en consecuencia, realizan su labor en su nombre y bajo su autoridad, para bien de las Iglesias y servicio de los sagrados pastores (CHRISTUS DOMINUS).

Notas de actualidad de la iglesia católica en el Perú y el mundo.



<<     Enero 2018     >>
D
L
M
M
J
V
S
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
   







Sitio web de la Santa Sede del Vaticano
Sitio web del Consejo Episcopal Latinoamericano
Sitio web de  L'Osservatore Romano
Sitio web de Cáritas del Perú


flashnews

PÉSAME

Nuncio Apostólico envía su pesar a los familiares de las víctimas del accidente en Pasamayo




::: Especial Web de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana


Documento sin título

EL PAPA PIDE FAVORECER "EL ENCUENTRO PACÍFICO ENTRE LOS CREYENTES" Y UNA "LIBERTAD RELIGIOSA REAL"
- 03/11/16 12:38PM -

Image(ZENITCiudad del Vaticano).- El misterio de la misericordia no se debe celebrar solo con palabras, sino sobre todo con las obras, con un estilo de vida realmente misericordioso, hecho de amor desinteresado, servicio fraterno y compartir sincero. Así lo ha explicado el papa Francisco en un encuentro con representantes de diferentes religiones, unos 200, comprometidos en el campo de las obras de caridad y misericordia. El encuentro, celebrado esta mañana en el Vaticano, se ha tenido en el contexto del Año Jubilar.
 
El hombre –ha asegurado el Papa– tiene sed de misericordia y no hay tecnología que pueda calmar esta sed: busca una afecto que vaya más allá de los consuelos del momento, un puerto seguro donde pueda atracar su navegar inquieto, un abrazo infinito que perdona y reconcilia. Además, el Santo Padre ha pedido que no suceda más que las religiones, por el comportamiento de algunos de sus seguidores, transmitan un mensaje desentonado, discordante con el de la misericordia.
 
Tal y como ha observado Francisco, lamentablemente “no pasa un día que no se escuche hablar de violencias, conflictos, secuestros, ataques terroristas, víctimas y destrucción”. Y es terrible –ha indicado– que para justificar tales barbaries se evoque a veces el nombre de una religión y del mismo Dios. Por eso ha pedido que se condenen claramente estas actitudes inicuas, que profanan el nombre de Dios y contaminan la búsqueda religiosa del hombre. En esta misma línea, Francisco ha pedido favorecer “el encuentro pacífico entre los creyentes y una libertad religiosa real”.

En esto “nuestra responsabilidad frente a Dios, a la humanidad y al futuro” es grande y requiere “todo esfuerzo, sin ninguna pretensión”. Así, el Pontífice ha pedido que las religiones sean “vientres de vida” que lleven la tierna misericordiosa de Dios a la humanidad herida y necesitada, sean “puertas de esperanza” que ayuden a atravesar los muros alzados por el orgullo y el miedo.
 
La misericordia es la clave para acceder al misterio mismo del hombre, también hoy tan necesitado de perdón y de paz, ha recordado el Papa en su discurso. Y este estilo de vida misericordioso, ha añadido, es el estilo al que están llamadas las religiones para ser, particularmente en este nuestro tiempo, mensajeros de paz y artífices de comunión. Para proclamar “que hoy es tiempo de fraternidad”.
 
El tema de la misericordia –ha señalado el Pontífice– es familiar a muchas tradiciones religiosas y culturales , donde la compasión y la no violencia son esenciales e indican el camino de la vida.
 
Arrodillarse con compasiva ternura hacia la humanidad débil y necesitada pertenece un “estado de ánimo realmente religioso” que rechaza la tentación de prevaricar por la fuerza, negándose a mercantilizar la vida humana y ve en los demás hermanos, nunca números”.
 
Asimismo, ha precisado que hacerse cercano a los que viven situaciones que requieren un mayor cuidado, como la enfermedad, la discapacidad, la pobreza, la injusticia, las consecuencias de los conflictos y de las migraciones, “es una llamada que viene del corazón de cada tradición auténticamente religiosa”.
 
Por otro lado, ha explicado que es el drama del mal, de los abismos oscuros en los que “nuestra libertad puede sumergirse”, tentada por el mal, que siempre está al acecho en silencio para golpearnos y hacer que nos hundamos. Pero es precisamente aquí, frente al enigma del mal, que nos interroga toda experiencia religiosa, reside el aspecto más sorprendente del amor misericordioso. “No deja al hombre a merced del mal o de mismo; no se olvida, sino que se acuerda, y se inclina hacia toda miseria a revivir”, ha observado. Del mismo modo que hace una madre, que frente al peor mal cometido por su hijo, también reconoce, más allá del pecado, “el rostro que ha llevado en su seno”, ha indicado el Papa.
 
De este modo, ha asegurado que en un mundo agitado y con poca memoria, que va corriendo dejando muchos atrás y sin darse cuenta de quedar sin aliento y sin meta, necesitamos, como si fuera oxígeno, “este amor gratuito que renueva la vida”.
 
Además, el Santo Padre ha explicado que el perdón es ciertamente el don más grande que podemos hacer a los otros, porque es lo que cuesta más, pero al mismo tiempo lo que nos hace más parecidos a Dios.
 
La misericordia –ha pedido– se extienda también al mundo que nos rodea, a nuestra casa común, que estamos llamados a cuidar y preservar del consumo desenfrenado y voraz. Es necesario “nuestro compromiso” para educar en la sobriedad y el respeto, en una forma de vivir más sencilla y ordenada, donde se utilizan los recursos de la creación con sabiduría y moderación, pensando en toda la humanidad y las generaciones futuras, no solo en los interesados del propio grupo y en las ventajas del propio tiempo.




Pulse sobre una de las imágenes del panel derecho para visualizar el video...
.





Index





Untitled Document



Síganos desde su móvil escaneando el código QR
Ahora puede acceder a nuestro sitio web, a través de nuestro código QR desde su smartphone o tablet.
[Mas detalles...]


INSTITUCIONAL


OBISPOS
• Obispos miembros
• Obispos eméritos
• Obispos fallecidos

COMISIONES EPISCOPALES
• Iglesia en diálogo con la sociedad
• Liturgía
• Pastoral Social
• Doctrina de la Fe y Ecumenismo

OTROS ORGANISMOS
• Obras Misionales Pontificias
• Centro Nacional Misionero
• Delegaciòn Nacional del Óbolo de San Pedro
• Comisión Católica Peruana de Migración
• Solidaridad Sacerdotal Santa Rosa
• Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos del Perú
• Consorcio de Centros Educativos Católicos
• Oficina Nacional de Catequesis Familiar

JURISDICCIONES

PRENSA
• Archivo documentario
• Galería de Videos
• Galería de Imágenes
• Novedades
• Especiales web

Jr. Estados Unidos 838 - Jesús María (Lima 11) - Perú
Central Telefónica: (511) 463-1010 / Fax: (511) 261-8572
Email:
prensa@iglesiacatolica.org.pe
© 2018 Conferencia Episcopal Peruana
Todos los derechos reservados
Canal de Youtube Microblog Twitter Fan Page